Palabras en Ruta: Domingo de Pentecostés – 04 de Junio

Hoy Dios quiere habitar en nosotros y nos invita a vivir un nuevo Pentecostés.

Pbro. Juan Manuel Sayago

Pero ¿cómo?

Si el mundo pareciera ser que solo valoriza lo externo y exalta el éxito. Todo es deprisa, sin apenas detenernos en nada ni en nadie. La paz y la interioridad resultan un bien escaso. Y hasta parece que el corazón ha dejado de ser el centro. Y vivimos casi siempre en la corteza del día a día.

Pentecostés es dejar entrar a Dios en la vida, teniendo una experiencia de Él real y concreta que transforme nuestro modo de sentir, de amar, de perdonar.

Es volver a encender el corazón poniendo uno de carne donde se había hecho uno de piedra.

Es recibir esa luz clara que inunde la conciencia y la voluntad.

Es recobrar esa paz e inspiración perdida.

Es ser consolado, escuchado, sanado y levantado cada vez que lo necesitemos.

Es dejarnos sanar las heridas y limpiar el corazón, dándonos el calor y volviéndonos a reorientar.

Es experimentar que alguien nos sostiene, nos levanta y nos guía.

Por eso celebramos Pentecostés, es el Espíritu Santo quien llega, y nos invita a una vida nueva en libertad, plenitud y alegría.

Pentecostés es volver a nacer.

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: